apellido descendencia derecho familia

El apellido paterno deja de prevalecer sobre el materno con el cambio de Ley del Registro Civil

Hasta ahora, muchas personas acudían a los despachos de abogados para recibir asesoría legal a la hora de solicitar y tramitar un cambio de orden en los apellidos de su descendencia. Sin embargo, desde el pasado 30 de junio, existe una novedad dentro del campo del derecho de familia en España, ya que el apellido paterno ha dejado de tener prioridad sobre el materno. Así lo dicta la reforma de la Ley del Registro Civil que hasta ahora establecía por defecto el orden paterno-materno a la hora de realizar la inscripción de un recién nacido.

Ya no es necesario realizar una petición al juez del correspondiente Registro Civil y presentar una declaración de mutuo acuerdo para que el apellido materno sea el primero. No obstante, sí que es imprescindible presentar en el Registro dicho acuerdo, en el que debe constar el orden de los apellidos, para poder formalizar la inscripción.

En el caso de que hayan transcurrido tres días y no haya consenso entre los progenitores a la hora de pactar qué apellido tendrá prioridad, la reforma de la Ley establece que será el encargado del Registro Civil quien decidirá siempre atendiendo al “interés del menor” pudiendo tener en cuenta factores estéticos o bajo criterio alfabético. Además, a partir del momento en el que se establece cuál será ese orden, éste se mantendrá para todos los hermanos.

Cabe destacar que el cambio de Ley también permite crear un primer apellido compuesto que puede estar formado por el de cada progenitor, ya que muchas personas lo solicitan con el de fin de evitar la desaparición de uno de los dos apellidos.

Si se da el caso de que uno de los hijos no esté de acuerdo, podrá solicitar un cambio de orden una vez cumplida la mayoría de edad, según queda recogido en el Código Civil; para ello bastará con presentar una declaración de voluntad al encargado del Registro. Esto también aplica a la hora de realizar pequeñas modificaciones como incluir un “de” entre dos apellidos. Sin embargo, si se quieren hacer cambios más relevantes, es mejor contar con la ayuda legal de un abogado experto en la materia, ya que el artículo 54 de la Ley del Registro Civil indica que es necesario tramitar un expediente instruido en forma reglamentaria, así como cumplir ciertos requisitos.