abogados herencias madrid

Todo sobre la plusvalía en el caso de las herencias

La herencia de un inmueble no solo implica hacer frente al impuesto de sucesiones, del que ya hablamos anteriormente en una entrada de nuestro blog; también hay que contar con otro tipo de tributo llamado Impuesto sobre el Incremento de Valor de Terrenos de Naturaleza Urbana, lo que comúnmente se conoce como Plusvalía.

Este impuesto es gravado sobre todo inmueble en suelo urbano que se reciba en herencia. En el caso de que el inmueble se encuentre en suelo calificado como rústico, la persona en cuyo favor se transmite queda exenta de pagar el tributo. Hay que recalcar que el tributo sólo grava el terreno y no lo que hay edificado sobre este.

El abono del impuesto de la plusvalía municipal es obligatorio. Antes de la sentencia del Tribunal Constitucional de 11 de mayo de 2017, el tributo se abonaba con independencia de si el valor original del inmueble se había visto aumentado o reducido. A partir de dicha sentencia, el tributo sólo puede aplicarse a los terrenos que hayan experimentado un aumento de valor entre la fecha de la adquisición y la nueva transmisión.

Para el cálculo del impuesto, se aplican diferentes tipos, teniendo en cuenta el número de años transcurridos desde que se produce el fallecimiento del dueño del inmueble hasta que pasa a manos de la persona que lo recibe en herencia. No obstante, existe un límite de años tasables, hasta 20, a partir de los cuales la plusvalía se mantendrá igual, independientemente del momento en el que se produzca la transmisión.

Los ayuntamientos son los encargados de decidir la cantidad a aplicar cada año que pasa hasta que la persona recibe la herencia. De hecho, los herederos tienen que acudir a su correspondiente ayuntamiento para presentar una declaración con todos los datos necesarios para que se pueda calcular la cantidad a abonar. Actualmente, el plazo está establecido en seis meses desde el día del fallecimiento, aunque puede prorrogarse hasta un año si el heredero así lo solicita.

Una vez que el ayuntamiento ha efectuado el cálculo del importe de la tasa, teniendo en cuenta el valor catastral del inmueble y el tiempo que ha transcurrido en manos del transmisor, la persona que recibirá el inmueble tendrá un plazo de un mes para pagarlo y otro para recurrirlo desde el momento en el que se le notifica la cantidad a abonar.

Durante mucho tiempo se ha creado una gran controversia en cuanto al tema del pago de la plusvalía en el ámbito tanto de las herencias como de la compra-venta de inmuebles. Tanto es así que, en el mes de mayo de este año, como hemos mencionado anteriormente, el Tribunal Constitucional estableció que en los casos de que se acredite que no haya habido incremento de valor del terreno objeto del tributo, entre la fecha de la adquisición y la nueva transmisión, no procede el cobro del mismo.

En nuestro bufete de abogados Sánchez Pacios nos encontramos con un gran número de casos relacionados con la gestión de patrimonio heredado y los tributos que deben abonar los herederos. Nuestro equipo de abogados de herencias en Madrid cuenta con gran experiencia en derecho tributario, y ofrece el más completo asesoramiento a nuestros clientes sobre esta materia.