abogados de desahucios

¿Cómo proceder ante un inquilino moroso?

Muchos de los propietarios que deciden alquilar un inmueble a otra persona se ven afectados por una práctica muy habitual en la actualidad: el impago de alquiler. Los abogados de desahucios de nuestro bufete Sánchez Pacios explican cuál es la manera más adecuada de proceder ante esta complicada situación.

Cuando un inquilino firma un contrato de arrendamiento está asumiendo una serie de obligaciones con respecto al arrendador y comprometiéndose al cumplimiento de las mismas. El abono de la renta en el plazo estipulado es una de las más importantes y, en caso de incumplimiento, el propietario podrá rescindir el contrato de arrendamiento e interponer una demanda de desahucio por impago de alquiler.

Basta con que el arrendatario haya dejado de abonar la correspondiente renta de alquiler durante un mes para que el arrendador pueda interponer una demanda. No obstante, los abogados de desahucios aconsejan no emprender acciones legales inmediatamente y optar primero por la vía “amistosa”, con un requerimiento del importe de la deuda a través de un burofax, estableciendo un plazo (por lo general de un mes) para saldarla y advirtiendo de la posibilidad de recurrir a la vía legal en caso de no cumplir el plazo.

Si la solución amistosa no es efectiva, será necesario contar con los servicios y asesoramiento de abogados de desahucios que nos ayuden a iniciar y llevar a cabo un procedimiento de desahucio, con el fin de recuperar la posesión del inmueble y las rentas no abonadas del alquiler.

Los abogados de desahucios de Sánchez Pacios recalcan que bajo ningún concepto el propietario tiene derecho a acceder al inmueble y tomar posesión del mismo. Es obligatorio esperar a que se admita a trámite la demanda y que el juzgado dicte la orden de desahucio, estableciendo una fecha en la que el inquilino deberá abandonar el inmueble.

No obstante, hoy en día existen opciones que pueden aportarnos mayor seguridad a la hora de alquilar una vivienda como la solicitud de una fianza previamente a firmar el contrato. Otra posibilidad es contratar un seguro de impago de alquiler que actúe en caso de impago, abonando el importe asegurado de las mensualidades no pagadas y que garantice una defensa jurídica con abogados expertos en desahucios.