abogados de desahucios

Cómo recuperar una vivienda en caso de impago

Cuando un propietario decide alquilar una vivienda, es común que surjan muchas dudas y temores: ¿qué debo hacer si mi inquilino no abona las cuotas mensuales con puntualidad? ¿cuánto tardaría en poder recuperar mi vivienda en caso de impago?

Lo cierto es que, actualmente, el principal motivante para que un arrendador pueda verse obligado a iniciar un procedimiento de desahucio de un inmueble es el impago del alquiler.

En un contrato de arrendamiento, el inquilino asume la responsabilidad de abonar la renta correspondiente, y en caso de impago, el arrendador está facultado para solicitar la rescisión del contrato e instar al arrendatario al abandono del inmueble, así como a reclamar así mismo el pago de las cuantías correspondientes. Si finalmente, el inquilino no realiza el pago ni asume el abandono de la vivienda, el arrendador puede iniciar un procedimiento de desahucio.

Tal como establece la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), el procedimiento de desahucio puede ser iniciado desde el mismo momento en que el inquilino se retrase en pago de una sola mensualidad. Sin embargo, lo más usual y recomendable es intentar llegar a una solución amistosa con el inquilino y, en caso de no llegar a acuerdo, enviar una notificación oficial al arrendatario donde se deje constancia de la existencia de impago y su intencionalidad de recurrir a la vía judicial en caso de no regular la situación. Esta notificación es común que se realice mediante el envío de un burofax, si bien es recomendable que la realice un abogado experto en desahucios para aumentar el efecto coactor y que el inquilino ceda sin tener que recurrir a los tribunales.

En caso de que no surta efecto, el abogado de desahucios podrá interponer la demanda de impago de alquiler ante el juzgado de primera instancia. Para ello, se debe presentar la siguiente documentación:

  • Contrato de arrendamiento original
  • Poder General para Pleitos
  • Notificación fehaciente que se haya enviado al inquilino reclamándole el pago de la renta

Una vez presentada la documentación, el juzgado será el encargado de emitir el requerimiento al inquilino instando al pago de la deuda y abandono del inmueble, estableciendo en el Decreto la fecha del juicio y del desahucio.

El inquilino dispondrá de 10 días desde la recepción de la notificación para presentar alegaciones o realizar el pago de la deuda, caso en el que “enervará la acción de desahucio”, y podrá permanecer en el inmueble.

En caso de que decida quedarse en el inmueble y no saldar la deuda, llegado el día establecido para el lanzamiento (desalojo), el personal del juzgado procederá al desahucio del inmueble, devolviendo la posesión del mismo al arrendador (o al procurador).